Mente Asombrosa
Estudios sobre la violencia de género y su impacto en ambos géneros
Inicio » Psicología Forense » Violencia de género » Violencia de género | ¿Cuál sexo genera más víctimas?

Violencia de género | ¿Cuál sexo genera más víctimas?

La violencia de género es en pleno siglo XXI más común de lo que pudiera pensarse. La sociedad necesita prestar una mayor atención hacia esta problemática mundial.

La violencia de género es, básicamente, la agresión verbal, física, mental o sexual que se comete contra las mujeres en virtud de su sexo. E incluye cualquier amenaza, coacción, restricción de la libertad o acto violento que cause un daño corporal o psicológico. Ya sea, que se dé en ambientes públicos o en la intimidad del hogar. Esto fue establecido por la ONU (1994), en su Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, artículo 1.      

Publicidad

En un enfoque más amplio, se puede decir que este concepto abarca cualquier acto que discrimine, ignore, someta o maltrate a las mujeres en las distintas áreas de su vida. No importa si el ataque es real o simbólico. Siempre que se afecte la independencia, dignidad y seguridad de las mujeres; al igual que, su intimidad e integridad física o moral, se considera que esto es violencia de género. 

Dentro de esta clasificación se incluye:

  • Maltrato ejercido por la pareja
  • Agresiones físicas e incluso sexuales, por parte de desconocidos
  • Mutilación genital
  • Infanticidios femeninos
  • Otros

Y no se debe aceptar ningún tipo de justificación para que esto ocurra. Entre los argumentos esgrimidos más comunes se encuentran: enfermedades mentales o adicciones (alcohol y droga) del agresor, masoquismo o provocación por parte de la víctima y circunstancias externas como estrés laboral, situación política o económica. También en el caso de los crímenes pasionales se habla de celos o de incapacidad del hombre para mantener sus impulsos bajo control. Razones inaceptables en el 100% de los casos.

Este es un problema de salud mundial debido a las implicaciones para la salud de las mujeres, los niños y las personas con identidad de género o sexual marginalizada. – BMJ Glob Health. [¹]

Algunos datos estadísticos acerca de la violencia de género

Veamos algunos de los resultados mostrados por parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU mujeres):

Publicidad

  • Maltrato de la pareja. Alrededor de un 35% de las mujeres, en el mundo, ha sufrido en algún estadio de su vida de violencia (física y/o sexual) por parte de su pareja o de otro hombre. Esta cifra no incluye otra forma común de vejación, el acoso sexual.
  • Mal ejemplo. Los niños varones que presencian, en el hogar, actos agresivos o sufren algún tipo de violencia doméstica, tienen una mayor probabilidad de repetir tales comportamientos en su vida adulta.
  • Trata de humanos. Casi el 50% del número total de personas sometidas al tráfico o comercio con fines esclavizantes, son mujeres adultas. Si se suman las niñas, la cifra alcanza al 75%, aproximadamente. Alrededor del 80% de las mujeres y el 75% de las niñas, son vendidas con propósitos de explotación sexual.
  • Matrimonio. El número de mujeres que se desposaron antes de tener 18 años de edad es de unos 650 millones. Aunque debemos decir, que la tasa global de este tipo de uniones legales ha disminuido durante la última década. Los matrimonios infantiles pueden generar embarazos precoces, interrupción de la escolarización e incremento del riesgo de padecer violencia doméstica.

Otro de los problemas estudiados por esta organización es la llamada mutilación genital femenina. Al menos 200 millones de mujeres (15-19 años) han sufrido de ablación de clítoris en las 30 naciones que reportan estos datos. En la gran mayoría de ellas, las mutilaciones se hicieron a pequeñas menores de 5 años. Y lo que es más grave, unos 20 millones de casos, contados en tan solo siete naciones africanas, fueron abordados por médicos.      

La violencia de género adopta diferentes formas, como la violencia física, sexual o psicológica / emocional. Las causas de la violencia de género son multidimensionales, incluidas las sociales, económicas, culturales, políticas y religiosas. [²]

¿Por qué tantas mujeres sufren esta situación en silencio?

Existe una serie de razones por las cuales la mayoría de las mujeres se paralizan, se someten sin resistir a la violencia de género y no lo denuncian. Veamos algunas de ellas:

  • Económicas. Muchas de las mujeres maltratadas dependen de su pareja en el aspecto monetario. Así, carecen de medios para optar a otro alojamiento o a un trabajo. Y, además, creen que al separarse limitarán a sus hijos la oportunidad de vivir en un lugar decente, estudiar, usar ropas bonitas, etc.
  • Sociales. No existe un sistema legal eficaz que proteja a las víctimas cuando estas se animan a hacer una denuncia. El sistema judicial de la mayoría de los países presenta grandes déficits y prefiere darle prioridad a otros casos, como el homicidio. Y, además, las instituciones, responsables del cuidado de las mujeres o las familias, no cuentan con los recursos necesarios para enfrentar la situación.
  • Psicológicas. Muchas de las mujeres maltratadas se sienten culpables de lo que les sucede. Se perciben como incompetentes, de escaso valor, feas o demasiado bonitas y, por tanto, merecedoras de ese trato. Otras creen que, siendo sumisas, encubriendo al agresor y accediendo al contacto sexual forzado hacen lo mejor por sus hijos. Algunas sienten miedo de quedarse solas, en especial si son mayores.

Para crear un ambiente libre de violencia de género, se deben hacer muchos trabajos. Por lo tanto, se sugiere brindar asistencia a las víctimas de violencia desarrollando el mecanismo para apoyarlas. Es uno de los temas indispensables de equidad y justicia social. [²]

Por último, la violencia de género se convierte en un riesgo para la vida cuando la mujer se habitúa y no es capaz de identificar que la agresión está escalando. Así, está cada vez más indefensa frente a una condición que destruye su salud física y mental. ¿Es esa su situación? ¿Ha buscado ayuda psicológica? No espere más. No se resista a reconocer el fracaso de esa relación. ¡Hoy es el día de dar el primer paso hacia la merecida libertad!

Bibliografía
  1. Mannell, J., & Hawkes, S. (2017). Decriminalisation of gender-based violence is a global health problem. BMJ global health2(3), e000438. https://doi.org/10.1136/bmjgh-2017-000438 [Enlace]
  2. Sanjel S. (2013). Gender-based violence: a crucial challenge for public health. Kathmandu University medical journal (KUMJ), 11(42), 179–184. https://doi.org/10.3126/kumj.v11i2.12499 [Enlace]
  3. El-bushra, J., & Piza Lopez, E. (1993). Gender-related violence: its scope and relevance. Focus on gender, 1(2), 1–9. https://doi.org/10.1080/09682869308519961
  4. McCloskey L. A. (2016). The Effects of Gender-based Violence on Women’s Unwanted Pregnancy and Abortion. The Yale journal of biology and medicine, 89(2), 153–159. [Enlace]

Publicidad

Cilaura Vilchez

Cilaura Vilchez

Cilaura Vilchez es Psicólogo Clínico, EMDR Practitioner del EMDRIA de New York. Miembro de la Junta Directiva de la Federación de Psicólogos de Venezuela (FPV). Miembro de Psicólogos sin Fronteras (PSF-V)

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios