Mente Asombrosa
Los peligros de manejar y mirar el celular
Inicio » Psicología social » ¿Nos aísla el texting o nos ayuda a estar unidos?

¿Nos aísla el texting o nos ayuda a estar unidos?

El texting es el fenómeno comunicacional digital que las generaciones usan para interactuar. Pero ¿Es confiable y saludable su uso?

El Texting es el término usado para definir el proceso de comunicación digital que usa la sociedad en la actualidad. Esto lo hacen utilizando dispositivos y aplicaciones móviles conectados a la red para recibir y enviar mensajes. La forma más avanzada de hacerlo es con el uso de Smartphones y redes sociales con ordenadores portátiles.

A pesar que la función de enviar mensajes de textos tiene tiempo en funcionamiento, la era y transformación digital los han cambiado. Ahora se pueden enviar imágenes, audios, videos, fotografías, emojis, archivos, ubicaciones, contactos, entre otros. La función original se mantuvo pero se le fueron agregando innovaciones comunicacionales más atractivas y quizás hasta adictivas.

En estos tiempos la comunicación a través del texting es vital para formar parte de grupos y comunidades importantes. Ahora los colegios, colegas, comunidades, amigos, celebraciones y festividades inician su proceso de contacto a través de este medio. Pero ¿Es confiable y saludable su uso? Se trata de un tema importante que quisimos tratar en este artículo.

¿Cuáles son las consecuencias de abusar del texting?

Al usar el texting correctamente y sin apasionarse por ello, es posible tener un aliado tecnológico comunicacional. Su invención ha logrado que muchas personas y organizaciones puedan tener un contacto directo y oportuno con familiares y clientes. Esto es quizás lo positivo del fenómeno. Sin embargo, el problema llega cuando lo hacemos adictivo porque genera cambios y malos hábitos en nosotros.

Estas son algunos comportamientos errados que podemos desarrollar:

Cambio del lenguaje

Cuando escribimos en la era digital nuestro sistema de comunicación se vea afectado. Todo se acorta haciendo que la información y el mensaje llegue abreviado. Incluso al pronunciarlo cuesta un poco, haciendo que entenderlo requiere de un mayor esfuerzo lingüístico.

Tanto en inglés como en español se usan mucho estos recortes de palabras improvisados. Además, se mezclan letras y números para expresar un comentario como por ejemplo 100pre (siempre), I Love you 2 (I Love you too), LOL (Laugh out loud) carcajada ruidosa.

Por último, el uso de imágenes Gif o los famosos emoticones que cuentan con un día internacional. Su uso excesivo ha sustituido la comunicación con palabras o textos. Ahora se combinan varios de estos elementos para crear una frase u oración.

Peligro al volante

Al parecer leer un mensaje de texto o revisar las redes sociales se ha convertido en una prioridad sobre la vida. Esto es lo que hacen con frecuencia los conductores en la carretera. Al sonar el móvil rápidamente descuidan el camino y observan quien le escribe. Esto pone en serio peligro su vida, la de los acompañantes y la de otros conductores.

Al usar el móvil mientras conduces bloqueas y distraes tres aspectos esenciales. El visual, en un primer instante porque desvías tu atención de la ruta hacia el equipo. Lo cognitivo se centra en lo que lees y olvidas el camino. Y por último lo manual, ubicando tus manos en el dispositivo móvil y dejando libre el volante.

Peligro al caminar

Muchos consideran que el texting solo es peligroso al manejar. Cuando caminamos y leemos o enviamos un mensaje el riesgo de ser atropellado, chocar con un poste o caer en una alcantarilla, aumenta. Es simple de explicar: desviamos el 100 % de la atención a la pantalla del móvil y descuidamos el camino. A pesar de ir a una velocidad baja, podemos impactar con un objeto sólido e inmóvil y sufrir un severo problema.

Descuidar las clases

El porcentaje de jóvenes que quitan su atención de la pizarra para posarla en la pantalla del móvil supera el 60 %. Esto hace que, a la hora de anotar sus apuntes o estudiar, pasen por alto información valiosa. El resultado es un nivel educativo de bajo rendimiento que aumentará progresivamente. [1]

¿Es el texting una adicción?

La comunicación digital entre jóvenes se ha convertido en un tema fundamental para diversos sectores. Todos están analizando el riesgo adictivo que deja el fenómeno del texting. Actualmente, las reuniones familiares se realizan pero no hay una interacción directa entre los involucrados.

Incluso, al enviar el mensaje las personas no sueltan el móvil y hacen un pequeño recorrido por otras aplicaciones. Esto con el fin de hacer tiempo y esperar la respuesta. Las innovaciones tecnológicas son de gran ayuda, pero las personas se han dedicado a convertirlos en un problema severo.

Tal y como lo es el juego para un ludópata, el alcohol para un alcohólico y las drogas para un drogadicto. Esta es considerada la nueva adicción de los jóvenes que causa depresión, ansiedad y un cambio de humor radical.

El resultado, según la OMS (Organización Mundial de la Salud) es el suicidio que crecerá progresivamente entre estas y las nuevas generaciones al verse amenazada la más vital de las relaciones sociales, el contacto directo interpersonal. [2]

Al conversar en persona notamos el estado de ánimo, emocional y hasta alteraciones con nuestros amigos, al sustituir esa cercanía por “actualizaciones escritas de estado en las redes sociales”, quedamos abandonados a nuestra suerte, nadie estará cerca para ayudar.

Aarón J. Espinoza

Aarón J. Espinoza

El Licenciado Aarón J. Espinoza es Psicólogo Clínico.
EMDR Practitioner del EMDRIA de New York y
Coordinador Nacional de Apoyo Psíco Social de la Cruz Roja Venezolana.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse