Mente Asombrosa
La teoría del aprendizaje de Piaget
Inicio » Educación » La Teoría del Aprendizaje de Piaget y su definición

La Teoría del Aprendizaje de Piaget y su definición

Jean Piaget es uno de esos escritores con palabras de oro en psicología. Su teoría del aprendizaje cognitivo en la infancia lo ha convertido en el padre de la pedagogía moderna.

Publicidad

Jean Piaget y su teoría del aprendizaje

Descubrió que los principios de nuestra lógica comienzan a establecerse antes de la adquisición del lenguaje, a través de actividades sensoriales y motoras que interactúan con el entorno, especialmente en el entorno sociocultural.

El desarrollo psíquico, que comienza al nacer y termina en la edad adulta, es comparable al crecimiento biológico: consiste esencialmente en una marcha hacia el equilibrio.

De la misma manera que el cuerpo evoluciona hacia un nivel relativamente estable, caracterizado por el fin del crecimiento y la madurez de los órganos, la vida mental puede considerarse como una evolución hacia una forma de equilibrio final, representada por la persona adulta.

Su influencia en la psicología del aprendizaje comienza con la consideración que conduce al desarrollo mental a través del lenguaje, el juego y la comprensión. Por esta razón, la primera tarea del educador es generar interés, como una herramienta con la cual entender y actuar con el estudiante.

Publicidad

Esta investigación, que ha durado casi 40 años, no solo busca aprender más sobre el niño y mejorar los métodos pedagógicos y educativos, sino también del ser humano en general.

Aprender a adaptarse

De acuerdo con la teoría del aprendizaje de Jean Piaget, el aprendizaje es un proceso que solo tiene sentido ante situaciones de cambio. Esta es la razón por la que el aprendizaje es en parte sobre cómo adaptarse a estos cambios. Esta teoría explica la dinámica de la adaptación a través de procesos de asimilación y acomodación.

Asimilación

Se refiere a la forma en que un organismo se enfrenta a la estimulación del entorno en términos de organización. Es decir, muchas veces nos encontramos ante una aparente quietud del entorno, pero en realidad la evolución es constante y a menudo no somos conscientes de ello. Cuando el cambio se vuelve obvio y se presenta ante nosotros, ocurre la asimilación de nuevos objetos del entorno.

Adaptación

Implica por el contrario una modificación de la organización actual en respuesta a las necesidades del entorno. El sujeto cambia sus esquemas y su estructura cognitiva, para poder incorporar nuevos objetos a la configuración mental. Dependiendo del objeto del medio que nos rodea, puede crearse un nuevo esquema o modificarse uno ya existente, de modo que la nueva estimulación y su comportamiento natural se integran como parte del mismo.

A través de la asimilación y la adaptación, reestructuramos cognitivamente nuestro aprendizaje durante el desarrollo (reestructuración cognitiva).

«La inteligencia es lo que usas cuando no sabes qué hacer». -Jean Piaget-

Socializamos por medio del lenguaje

Durante la primera infancia, estamos presenciando una transformación de la inteligencia. Esto se lleva a cabo a través de construcciones o modificaciones del pensamiento bajo la doble influencia del lenguaje y la socialización. Es decir, es un aprendizaje sensorial y motor, de teoría y práctica o acción.

En primer lugar, el lenguaje le permite al sujeto explicar sus acciones, lo que facilita la reconstrucción del pasado y da lugar a la evocación de objetos a los que se ha dirigido su comportamiento. También nos permite anticipar acciones futuras, aún no realizadas.

De hecho, el lenguaje une conceptos y nociones que pertenecen a todos y refuerza el pensamiento individual a través de un amplio sistema de pensamiento colectivo. Es en este último pensamiento en el que el niño se ve prácticamente inmerso cuando puede dominar la palabra.

El comportamiento como motor de la evolución

En 1976, Piaget publicó un libro en el cual expuso una perspectiva sobre la función del comportamiento como determinante del cambio evolutivo y no como un mero producto del mismo.

El comportamiento es una manifestación de la dinámica global del organismo como un sistema abierto en constante interacción con el medio ambiente.  Piaget sostiene que cualquier comportamiento implica la intervención necesaria de factores internos.

También enfatiza que cualquier comportamiento animal, incluido el comportamiento humano, implica adaptación a las condiciones ambientales y la asimilación cognitiva, entendida como integración con una estructura de comportamiento anterior.

La contribución de Piaget a la educación actual

Piaget es el fundador de la psicología genética, que ha influido significativamente en la teoría y la práctica educativa que se ha generado a su alrededor, a pesar del hecho de que con el tiempo ha cambiado dando lugar a diferentes formulaciones.

Es necesario saber que el concepto de «psicología genética» no se aplica en un contexto totalmente biológico o fisiológico. Más bien, todo su trabajo en torno a la genética, el origen o el comienzo del pensamiento humano, está etiquetado como «genético».

Una de las grandes contribuciones de Piaget a la educación actual fue sentar las bases de los primeros años de educación infantil, donde el objetivo es el desarrollo cognitivo y, en última instancia, el primer aprendizaje. Para esto, es esencial que la familia tenga claro cómo es el aprendizaje y la estimulación del niño, enseñándole algunas reglas y normas que le permitirán su asimilación en el ambiente escolar.

Otra contribución de Piaget, que también se puede ver en algunas escuelas, es que la teoría que se da en una clase no es suficiente para decir que el tema se ha asimilado y aprendido. Por lo tanto, el aprendizaje implica múltiples métodos pedagógicos, como la traducción del conocimiento, la experimentación y la demostración.

El principal objetivo de la educación es crear personas capaces de innovar, no solo para repetir lo que otras generaciones han hecho. Personas creativas, inventivas y descubridoras. El segundo objetivo de la educación es formar mentes que sean críticas, capaces de verificar y no aceptar todo lo que se les transmite como válido o verdadero.

Al analizar la teoría de Piaget, cualquier maestro puede saber cómo evolucionará el espíritu de sus alumnos. La idea central de su teoría es que el conocimiento no es una copia de la realidad, sino el producto de una interconexión de la persona con su entorno. Por lo tanto, siempre sería individual, particular y único.

Publicidad

Luciano Felicevich

Luciano Felicevich

Luciano Felicevich tiene 29 años de edad, es Lic. en Kinesiología. Escritor de ficción, aficionado de la lectura, la filosofía y las ciencias.

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Publicidad