Mente Asombrosa
La personalidad del adicto
Inicio » Personalidad » La personalidad del adicto y sus características

La personalidad del adicto y sus características

La personalidad del adicto es tan marcada que, inclusive en aquellas personas que han superado las adicciones, siguen evidenciándose cierto tipo de comportamientos que son propios de las personas con adicciones.

Publicidad

Una persona adicta a alguna sustancia tóxica o permitida, hábito o actividad por regla general exhibe un conjunto de comportamientos que le definen como tal.

¿Qué es una adicción?

En palabras de la OMS una adicción es una enfermedad física y psico-emocional que crea una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación. (1)

Por consiguiente, un individuo puede ser adicto a sustancias tóxicas, al tabaco, al ejercicio, a la comida, a las relaciones sentimentales, entre otros elementos.

La adicción es una condición que coloca al individuo en desventaja y que lo hace dependiente del objeto de su adicción a punto de restarle voluntad o dificultarle la renuncia al consumo o al contacto.

Publicidad

Es el cerebro del adicto, acostumbrado a la estimulación de los centros de placer quien reclama la dosis de esa sustancia u actividad que la persona necesita para experimentar aunque sea por unos instantes una sensación de bienestar y autorrealización.

Características de la personalidad del adicto:

La personalidad de la persona adicta posee ciertas características que nos pueden ayudar a reconocerlo:

1. Constantes cambios en el estado de ánimo

Los adictos suelen ser individuos con marcados desequilibrios a nivel emocional caracterizados por cambios en el estado de ánimo. Estas variaciones pueden ser producidas por periodos de abstinencia o por la euforia producida por la droga.

2. Baja Autoestima

Es típico para un adicto que existan problemas de baja autoestima, poca seguridad en sí mismo y poco sentido de valía.

Aunque varía de una adicción a otra ciertas personas llegan a quererse tan poco que a pesar de que conocen a la perfección los efectos nocivos que puede ocasionarles el consumo de una droga no dejarán de hacerlo.

A veces pareciese como que para algunos el objeto de su adicción hiciera que se sintiesen completos.

3. Irresponsabilidad

Aunque no en todos los casos, los adictos pueden ser personas irresponsables y poco comprometidas con su desarrollo y crecimiento profesional, el estudio y la superación.

Poco a poco a causa de la droga van perdiendo la voluntad que les conduce al cumplimiento de las metas, así como a asumir compromisos con algún proyecto o persona.

4. Poca o nula conciencia de enfermedad

Para el adicto es imposible reconocer que realmente presenta un problema de dependencia, aun cuando la adicción llega a dominar su voluntad suele expresar que en cuanto quiera se deshará de esta costumbre sin mas.

Por tanto, existe un problema de negación, de no reconocimiento de la realidad por medio de la cual los individuos llegan a idear mentiras para justificar su adicción o a esconderse para no arriesgarse a ser visto o juzgado por otros.

5. Ansiedad característica de la personalidad del adicto

En muchos casos la adicción se encuentra estrechamente relacionada con las adicciones. Tras una adicción es común ver como una sustancia, actividad o relación ayuda a la persona a sentir cómo controla su estado de ansiedad.

Esa paz que a la persona le cuesta obtener sólo la consigue a través de la adicción que por el período que sea le brinda tranquilidad o alegría. La droga muchas veces le ayuda a superar los sentimientos de desesperación y estrés típicos del adicto.

6, Irrespeta a las normas y figuras de autoridad

Esto no se presenta en todos los casos de personas con adicciones pero suele suceder que a algunos les cueste respetar y adecuarse a las normas preestablecidas.

Son individuos incapaces de sentirse cómodos ante el orden impuesto en pro del funcionamiento de la sociedad. Muchos suelen ser rebeldes eternos e incluso irrespetar a las figuras de autoridad, ya que una de sus principales actitudes hacia los otros es la descalificación, así como el irrespeto.

7. Aislamiento Social como característica en el adicto

Las adicciones suelen llevar a muchas personas al aislamiento social, en parte porque se sumergen tanto que se desconectan de cualquier interacción social o actividad productiva, estos son los casos más extremos.

Por otra parte, aquellos que están en desacuerdo con convicciones sociales suelen alejarse para agruparse con personas que comparten sus mismas preferencias y en ocasiones hasta las adicciones.

El adicto aunque no siempre tiende a alejarse de la sociedad, suele tomar una actitud de introversión y refugiarse en su propia soledad.

Bibliografía:
  1. Adicciones. ¿Qué es una adicción? (Internet). (Consultado 23 agosto 2.019). Disponible en: [url.edu.gt]

Publicidad