Mente Asombrosa
Ser una persona normal
Inicio » Personalidad » ¿Qué significa ser una persona normal en esta época?

¿Qué significa ser una persona normal en esta época?

Una persona normal para algunos puede tener diferente significado de acuerdo con los criterios con los que has crecido. Pero ¿Cuál es su significado?

Una persona normal puede definirse como aquella que entra dentro de las expectativas comunes para una sociedad o su entorno. Psicológicamente, es cuando no se denota ninguna actitud, conducta importante fuera de la norma o conducta o perturbadora, que marque la diferencia entre él y su comunidad.

Publicidad

Actualmente, se han puesto diferentes reglas para que todos formen parte de una sociedad con actitudes y comportamientos ideales. Cuando muchas de ellas se transgreden por algunas personas, estas pueden ser consideradas como anormales.

¿Alcanzar a ser una persona normal es posible hoy en día?

Inconcusamente la respuesta puede que sea no. Todos quieren ser extraordinarios, tener una vida soñada de riquezas o lujos y cada día se incrementa el deseo de obtenerlo. En el aspecto psicológico ser estándar puede pender de un hilo, puesto que como humanidad las personas no están dispuestas a soportar nada que no se adapte a su noción de normalidad.

Casi la mayoría en la actualidad esconde sus miedos, complejos, ira y otros sentimientos para “encajar” y no ser un fenómeno. Incluso hay quienes desvirtúan su propio comportamiento por agradar a los demás.

Lograrlo puede, incluso, ser hasta motivo de preocupación y se crean cánones idealistas imposibles de alcanzar, a tal punto que muchos terminan con algún trastorno de conducta. Esta es la ramificación de los paradigmas que se deben seguir, como, por ejemplo; ¡Los varones no lloran!, ¡Debes estudiar para ser alguien!, ¡Si no eres doctor no ganaras dinero!, todas ellas falsas.

Publicidad

En tal sentido, solo aquellos que son “osados” y se dan a la tarea de demostrar su personalidad se atreven a ser coherentes sin dejarse influenciar por el entorno, terminan siendo auténticos y se sienten a gusto consigo mismo o los demás.

Aunque todo resulte en contra, si se puede llegar a un punto medio donde la personalidad y lo que se encuentra alrededor estén en armonía. Una de las claves para lograrlo es teniendo una buena salud mental.

Ser una persona normal es sencillo

Para ser una persona normal no se requiere de un método complejo o de algún elixir mágico. Por el contrario, con cosas sencillas se puede desarrollar lo auténtico que cada ser humano tiene en su interior. Tales como:

Fortalecer la autoestima. Ciertamente esta puede ser la base para cambiar cualquier percepción negativa personal. En el caso de querer hacerlo de forma exitosa visitar a un psicólogo puede ayudar.

Jamás hacer cambios por los demás. Aunque las influencias, hoy en día, son mayores por el constante bombardeo de lo que debes hacer para ser feliz, es importante no asumir actitudes para agradar a los que tenemos cerca.

Ser humilde más no tonto. Existe una gran diferencia entre humildad y ser tonto, aunque muchos no la reconocen. Es mejor ser una persona sencilla de valores profundos, pero ser lo suficiente inteligente para distinguir cuando alguien quiere usarnos.

¿Cuán importante es ser uno mismo hoy en día?

Hay un sinfín de personas que pierden su esencia gracias a los prejuicios sociales o por el dominio de otros. Tales como: amores dependientes, una baja autoestima, depresión, estrés y ansiedad, entre otros.

Se genera una tensión constante por tener que ser lo que otras personas opinen. Es entonces cuando se hacen presentes los falsos reflejos que no son más que seguidores de un concepto ilusorio y errado de sí mismos.

Ser normal puede hacer feliz a una persona

Al descartar todos los prejuicios sobrevienen muchos beneficios y entre ellos se encuentra la satisfacción de no tener que fingir ser alguien más. Para lograrlo con éxito se deben conocer cuáles son las virtudes que definen la personalidad de cada quién, así como darles su valor justo.

Aunque sea difícil para muchos comprender este hecho es indispensable el apoyo de un especialista en psicología que estimule los buenos hábitos y colabore para generar cambios positivos permanentes.

Finalmente, más allá de las diferentes trivialidades que como colectividad se plantean en esta era, es indispensable tener una relación armónica entre personalidad y el ambiente en el que se desarrolla la mejor versión de tu conducta. En el caso de querer tener apoyo profesional para adquirir estrategias para desarrollar las habilidades propias visitar un psicólogo es una buena alternativa.

Publicidad

Aarón J. Espinoza

Aarón J. Espinoza

El Licenciado Aarón J. Espinoza es Psicólogo Clínico.
EMDR Practitioner del EMDRIA de New York y
Coordinador Nacional de Apoyo Psíco Social de la Cruz Roja Venezolana.

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios