Mente Asombrosa
Película Mulholland Drive y una enseñanza de vida
Inicio » Reflexiones de vida » Mulholland Drive | ¿Cómo se relacionan los sueños y la memoria?

Mulholland Drive | ¿Cómo se relacionan los sueños y la memoria?

Mulholland Drive describe a una persona amnésica en una trama de acción. Ejemplifica cómo la información de los recuerdos alimenta los sueños y viceversa.

Mulholland Drive puede ser descrita como una producción oscura (cine noir), thriller, irreverente y de trama complicada. Se trata de un film estadounidense producido en 2001. A pesar de su complejidad, obtuvo un alto porcentaje de aprobación de la crítica y los espectadores. Aunque hay opiniones divididas entre los primeros. Fue reconocida como la mejor película del año por la Sociedad Nacional de Críticos de Cine de estados Unidos y otras asociaciones. También obtuvo otros premios y diversas nominaciones.   

Publicidad

La película es una historia arrolladora de principio a fin. Por esto, fue aclamada grandemente; como David Lynch, su polémico director, ya está acostumbrado. La historia se desarrolla sobre un perturbador dilema. Este es la falsa sensación de realidad de las imágenes e historias que experimentamos al dormir. Así, cuando el personaje principal sueña, añade la pérdida total de la memoria a la confusión en su mente, la cual se agrava.

El reparto es estelarizado por Naomy Watts, que personifica a Betty y al final, a Diane Selwyn. También aparecen Jeanne Bates como Irene y Justin Theroux como Adam Kesler. Billy Ray Cyrus hace un cameo, del chico que limpia la alberca. Monty Montgomery es el vaquero, Dan Hedaya y Angelo Badalamati son los hermanos Castigliani y Michael J Anderson es Mr. Roque. Por último, Ann Miller es la propietaria del departamento y Chad Everest es un actor en audición para la película.

Sinopsis de Mulholland Drive

En el filme uno de los personajes, Betty Elms, se debate al tratar de entender dentro de la secuencia de eventos cuáles son reales o si forman “parte de un sueño”. Rita es la chica desamparada, clásica femme fatale, víctima de amnesia. Esta es ayudada por Betty, ingenuamente, como en una novela detectivesca de la famosa Nancy Drew. Así, hay una continuidad de eventos donde logran abrir una caja azul, cuyo contenido las dirige a decisiones arriesgadas. Con lo que consiguen el cuerpo de una mujer, fallecida días atrás.

Así, regresan espantadas al departamento de la tía de Betty para una de las escenas más confusas de la obra. Luego del hallazgo y asustadas, la morena Rita se coloca una peluca rubia pareciéndose mucho a Betty. Las imágenes y los sonidos, repletos de efectos audiovisuales, distorsionan la realidad, representando el caos mental producto del hallazgo del cadáver. Rita se torna entonces dominante e insiste en ir al Club Silencio a las 2:00 am, sin dar explicación. Betty se decepciona y la escena dispara las secuencias irregulares hasta el final.

Publicidad

En las últimas escenas aparece Camila Rhodes, quien hechiza emocionalmente a Betty. Y al manifestarle esta su fascinación, aquella le responde con sequedad: debemos terminar esto. Así, se precipita un final doloroso y decepcionante para Betty, quien es la víctima de toda esta historia arrebatadora. El hilo de la trama dibuja la fantasía de la amnésica Rita hasta qué Diane se rebela. Betty Helms es quien sobrelleva la ansiedad y pérdida de identidad de Rita.

Mensaje transmitido por el interesante film

En este punto nos hacemos una pregunta obligatoria: ¿Cómo se relacionan los sueños con la memoria? Inicialmente, necesitamos comprender que las imágenes formadas son producto del trabajo cerebral. Dicho órgano procesa la información que recibe y la almacena. Así, ¿cuál sería la diferencia al imaginar algo ficticio? Por ejemplo, visualizar un producto nuevo que no existe, un martillo con linterna incluida para ser utilizado en sitios oscuros. La imagen necesita que hayamos visto antes un martillo y una linterna, para poder generar la nueva información.

En el cerebro se halla el catálogo individual de toda la información visual recibida, durante toda la vida. ¿Cómo se separan los contenidos reales de los ficticios o de aquellos que son producto de la imaginación? En los sueños, todo lo registrado por el sistema nervioso está disponible. Debido a esta particularidad, es sencillo comprender la dificultad que vive quien por alguna situación sufre de amnesia temporal. Si no hay daño orgánico o fisiológico, se trata de una situación confusa transitoria.

Mientras tanto, el individuo al verse incapacitado de acceder a sus archivos personales, experiencias y vivencias, desconoce hasta quien es en realidad. Sin enfermedad que lo genere, el estado amnésico puede ser el producto de un fuerte golpe. Y esta condición lleva a la persona a tomar como real toda la información que experimenta al dormir. Lo que en la práctica constituye una tragedia exasperante.

Por último, Mulholland Drive trabaja sobre la base de una relación en la cual falta la memoria, capaz de diferenciar la imaginación de la realidad. Así, se teje una historia magistral donde se puede interpretar que, por la amnesia de Rita, el espectador queda envuelto en un misterio. No sabemos si Rita desconocía quién era o usó a Betty para resolver sus asuntos personales. Necesitamos concientizar la realidad diaria o, al igual que Rita, viviremos entre sueños y el olvido de quienes somos verdaderamente.

Publicidad

Gladys González

Gladys González

Gladys González Bachelor of Business Administration (B.B.A.) Janus University EEUU. Acreditada en el manejo de Técnicas Psicoterapéuticas y Autosanación en Sanarte Fundación. Certificada en Liderazgo e Inteligencia emocional Universidad Metropolitana -UNIMET- Centro de Extensión, Desarrollo Ejecutivo y Consultoría Organizacional. Caracas – Venezuela.

Subscribirse
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios