Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Optimismo y una vida más longeva

La clave para vivir más años puede estar en el optimismo

El optimismo no solo puede mejorar nuestra calidad de pensamientos, y por ende la calidad de nuestra vida, sino que también nos puede brindar una vida más longeva, según recientes hallazgos sobre el impacto de una mentalidad positiva sobre el organismo.

Publicidad

El optimismo no significa vivir aislado de los problemas de la vida, sino que es una característica de aquellas personas que son capaces de formar más parte de la solución que del problema.

Una vida con optimismo es sinónimo de una vida más larga

La investigación publicada en Journal Proceedings of the National Academy of Sciences ha demostrado que el optimismo puede ser la clave para la longevidad.

El optimismo no significa ignorar los factores estresantes de la vida. Pero cuando suceden cosas negativas, es menos probable que las personas optimistas se culpen a sí mismas y es más probable que vean el obstáculo como temporal o incluso positivo. También creen que tienen control sobre sus vidas y destinos y pueden crear oportunidades en el futuro para que sucedan cosas positivas.

La investigación encontró que los hombres y mujeres con los niveles más altos de optimismo vivían en promedio un 11 % y un 15 % más en comparación con aquellos que tenían un porcentaje más bajo de pensamiento positivo en su vida. De hecho, estos grupos tenían más probabilidades de vivir hasta los 85 años o más.

Publicidad

La investigación hasta la fecha ha demostrado que el optimismo está asociado con un riesgo reducido de enfermedad cardíaca y muerte prematura. «Existe evidencia de que la longevidad está asociada con una buena salud y una vida sin discapacidades», dijo Liun Li, editor del estudio publicado. La importancia de esta investigación radica en que nos permite promover un envejecimiento saludable a través del cultivo de elementos psicosociales de la personalidad, como el optimismo.

Y agregó: «Hábitos más saludables, menos síntomas depresivos y más vínculos sociales explican en parte esta relación». Los investigadores argumentaron que aquellos que eran más optimistas también adoptaron hábitos y estilos de vida más saludables.

El optimismo nos ayuda a llevar un estilo de vida más saludable

Una mentalidad positiva se asocia con una mejor salud y una menor probabilidad de enfermedad. Una revisión de 15 estudios con más de 200 000 participantes encontró una probabilidad 35 % menor de contraer una enfermedad cardíaca y una probabilidad 14 % menor de muerte prematura en personas optimistas.

Las personas optimistas también obtienen mejores resultados después de la cirugía, con menos complicaciones que requieran reingreso al hospital. Esto puede estar relacionado con el hallazgo de que los optimistas tienen mejores habilidades de afrontamiento cuando se enfrentan al estrés y los contratiempos.

A partir de estos estudios, es difícil saber si la perspectiva positiva hace que una persona sea saludable o si la salud conduce a una perspectiva positiva.

Podría deberse al hecho de que las personas que son positivas adoptan comportamientos saludables. Es más probable que coman bien, hagan ejercicio y no fumen.

Ser optimista se asocia con menos factores de riesgo biológicos, como niveles más bajos de azúcar y colesterol en la sangre. Además, ese pensamiento positivo puede aumentar la inmunidad y reducir las posibilidades de enfermedades y cáncer.

Publicidad