Mente Asombrosa
Hombre angustia emocional
Inicio » Psicología » La angustia emocional puede ser la responsable de tu dolor crónico

La angustia emocional puede ser la responsable de tu dolor crónico

Las preocupaciones, la necesidad de tener a nuestros seres queridos con nosotros, el miedo al cambio, la angustia emocional, pueden dejarnos marcas dolorosas. Por tanto, además de la visita al médico especialista, también se recomienda una «curación» del alma.

Publicidad

Las emociones negativas tienen un impacto muy fuerte en nuestras vidas, influyendo realmente en el equilibrio y la salud. Desencadenan hormonas y sustancias químicas en el cuerpo que afectan el sistema inmunológico y la vitalidad del cuerpo. En este contexto, se desarrollan procesos inflamatorios que el organismo ya no tiene la capacidad de regular, y dolores crónicos cuya causa no podemos identificar.

¿Qué es exactamente el dolor crónico?

El dolor crónico se define como un dolor físico prolongado, que va mucho más allá del proceso de curación natural. El dolor crónico no solo es causado por dolencias físicas, sino también por emociones negativas y angustia emocional. Las personas que han sufrido un trauma tienen un mayor riesgo de desarrollar dolor crónico.

La zona del dolor puede comunicar cosas sobre nuestra angustia emocional

El dolor es una clara señal de problemas emocionales no resueltos. Por ejemplo:

  • Los dolores de cabeza y las migrañas pueden ser síntomas del estrés diario. Indican que te sientes abrumado y que tienes muchos problemas sin resolver que requieren solución. Una buena técnica en este caso es priorizar las tareas, dando a cada una un plazo. Si la tarea se completa o se pospone durante un tiempo determinado, se eliminará la tensión mental. Las técnicas de relajación y la observación del horario de sueño ayudan a reducir los dolores de cabeza. Los paseos por la naturaleza y los baños aromáticos también tienen un efecto terapéutico.
  • El dolor de garganta significa un bloqueo en la comunicación. Puede tratarse de cosas que no dijiste en el momento adecuado o de la incapacidad de perdonar a alguien. ¿Qué puedes hacer? Habla sobre tus propias necesidades, expresa tu gratitud y perdónate para liberarte de las emociones negativas.
  • El dolor de hombro puede indicar que estás cargando con una carga emocional. Puedes intentar compartir la confusión emocional con tus amigos y encontrar juntos soluciones a tu problema.
  • El dolor de espalda puede expresar una falta de apoyo emocional. Probablemente, no te sientas lo suficientemente amado o apreciado. Podrías compartir tus sentimientos con tu pareja.
  • El dolor de manos refleja la necesidad de estar cerca de nuestros seres queridos, porque son las manos las que hacen posible el contacto físico con los demás. Intenta pasar más tiempo con tu familia y haz nuevos amigos.
  • El dolor de cadera indica miedo al cambio y evitación de la toma de decisiones. Es un área de movilidad, por lo que se necesitaría un poco de ejercicio físico para actuar.
  • El dolor de rodilla puede significar la necesidad de ser más reservado y menos egocéntrico. Puedes ofrecerte como voluntario para aprender a ser más humilde.
  • El dolor en las plantas de los pies expresa un estado de depresión y negatividad. En lugar de absorber la tristeza que te rodea como una esponja, trata de disfrutar la vida y las cosas simples. ¡Ama la vida y te sentirás mejor en tu propia piel!

La angustia nos predispone al dolor

Las personas con dolor crónico tienen más probabilidades de desarrollar cambios de humor o ansiedad. Los pacientes con depresión tienen tres veces más probabilidades de desarrollar dolor crónico. ¿Explicación? El área del cerebro que maneja el dolor y el área que se ocupa de las emociones se superponen parcialmente, por lo que es importante si decides mirar el vaso medio vacío o medio lleno.

Publicidad

Publicidad