Mente Asombrosa
Película El cisne negro
Inicio » Reflexiones de vida » El cisne negro | La odisea psíquica hacia la perfección artística

El cisne negro | La odisea psíquica hacia la perfección artística

La película de Darren Aronofsky es un thriller psicológico y una descripción de “pesadilla” del colapso mental de un hombre que pierde el control en su búsqueda de la perfección.

Publicidad

De qué trata el cisne negro (Black Swan)

Nina es una talentosa bailarina de ballet que vive en Nueva York con su madre. Cuando la escuela de danza profesional a la que pertenece prepara el “Lago de los Cisnes”, Nina hace realidad su sueño y es elegida en el doble papel central de la Reina de los Cisnes.

El cisne blanco está muy cerca de su propia personalidad, pero el negro exige el abandono del rigor, la moderación, el perfeccionismo que la caracteriza. Al tratar de alcanzarlo, Nina pierde contacto con la realidad.

La cantidad de estrés y presión que acompaña a este esfuerzo empuja al protagonista fuera de los límites. Nina se doblega bajo el peso de las exigencias de su competitivo entorno profesional, pero estas se suman a un conjunto de presiones coexistentes.

Está completamente enfocada en la danza y su perfección, socialmente aislada, quizás su único contacto sea su madre sofocante y exigente, ex bailarina y ella misma, que transfiere sus propias demandas a su hija. Probablemente esté experimentando un trastorno alimentario, una afección que a menudo se asocia con el entorno profesional de la danza.

Publicidad

Recibe una intensa presión psicosexual del nuevo director de la escuela para que la “liberen” y así pueda interpretar correctamente el Cisne Negro. Y en todo ello, la existencia de Lily, una bailarina igualmente talentosa de la compañía, que podría ser una amenaza para su puesto, empeora y desorganiza aún más su equilibrio mental, provocando lo que podríamos llamar un episodio psicótico.

También puedes leer el otro análisis de El cisne negro, realizado en un artículo anterior.

Un thriller que va más allá del intento de provocar solo miedo

Portada película El cisne negro

Desde el inicio de la película, la directora transmite visualmente la experiencia de la protagonista y su paulatina caída. Describe hasta qué punto las alucinaciones se convierten en una realidad para la persona que las experimenta y cómo esta realidad perturbada se vuelve gradualmente complicada, aterradora y, en última instancia, peligrosa para ella misma.

El objetivo de un thriller es siempre crear sentimientos de miedo, ansiedad, confusión. Pero cuando un thriller aborda una enfermedad mental, surge un problema, porque casi siempre refuerza el estigma que lo acompaña. Este tipo de películas, sobre el altar de la emoción, el efecto o el drama, suelen contener muchas inexactitudes, que proyectan, instrumentalizan y refuerzan aspectos específicos, principalmente erróneos, en relación con la enfermedad y sus diversos diagnósticos.

Entonces, incluso aquí, no se presta especial atención. Hay inexactitudes y, ciertamente, muchas situaciones se amplifican por razones de efecto dramático. La coexistencia de tantos diagnósticos, de diferentes categorías, no es común, mientras que la conducta de riesgo que se registra refuerza el miedo que acompaña a la psicosis y sus manifestaciones.

En todos los casos lo han aprovechado, a pesar de los obstáculos que apenas podemos imaginar.

El propio Aronofsky afirmó que la película puede percibirse como una metáfora poética del nacimiento de un artista, en el sentido de la representación visual de la odisea psíquica de Nina, para alcanzar la perfección artística y el precio a pagar por ella. .

Ciertamente no es la primera vez que una película examina el dipolo de la destrucción: la perfección y los extremos que a menudo incluye y realza la grandeza artística. Y este es probablemente el punto de partida de la odisea de la protagonista, la culminación de su carrera, la justificación de las penurias y privaciones crónicas, la apariencia perfecta.

Sin embargo, la idea básica que se hace eco de la película, a saber, el hecho de que un conjunto de agentes estresantes y ansiogénicos pesados, a menudo descuidados, puede conducir a una desorganización mental extrema, puede responderse en una variedad de condiciones además de los contenidos artísticos.

Publicidad

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Publicidad