Mente Asombrosa
Niño altamente sensible
Inicio » Educación » Cómo se debe educar a un niño que es altamente sensible

Cómo se debe educar a un niño que es altamente sensible

Los niños altamente sensibles poseen demandas y necesidades que solo dependerán de la personalidad que tengan. Sin embargo, un niño altamente sensible puede notar cualquier cambio como puede ser el sabor de una comida, la luz, el roce de una prenda o la temperatura, lo que hace que mayormente todo lo sienta con un énfasis especial.

Publicidad

Por otro lado, cuando un niño es altamente sensible puede llorar con total facilidad, pero mayormente cuando aún están pequeños. Además, cualquier cosa puede molestarlos como bien puede ser un sonido inesperado o un estímulo exagerado.

Asimismo, los niños altamente sensibles son más intensos cuando llegan a la edad escolar, ya que aparecen los primeros conflictos emocionales y las primeras contradicciones.

No obstante, durante la edad escolar comienzan a intuir con mayor facilidad las emociones de los otros niños y de los adultos. También suelen ofenderse muy rápido y se sienten heridos por sus compañeros.

¿Cómo puedo educar a un niño altamente sensible?

Los niños altamente sensibles son distintos a los demás niños, por lo que sus capacidades para percibir y sentir se encuentran más desarrolladas en comparación con las capacidades de otros niños.

Publicidad

Además, los mismos suelen ser creativos, reflexivos, emocionales, atentos, comprensivos y a veces tímidos. Por otro lado, para saber cómo deben educar a sus niños que son altamente sensibles lo primero que deben hacer es:

1. Acéptalo

Este es uno de los primeros consejos que deben tomar en cuenta para poder educar a un niño altamente sensible y es que deben aceptarlo como es y respetar su personalidad para que no afecten la autoestima del niño.

2. Sé compresivo

Deben ser compresivos con su niño altamente sensible, ya que para ellos es vital la tranquilidad y el descanso. Asimismo, cuando salgan deben evitar los lugares que sean agobiantes o con mucho ruido, para estos casos es mejor que opten por lugares que sean tranquilos o pasear por una zona con naturaleza.

3. Ayúdalo a entender

Es importante que a los niños altamente sensibles se les explique que ser diferente no es algo malo, sino que es una gran oportunidad para ellos ya que al ser distintos podrán complementarse el uno con los otros.

De esta manera, para que esto pueda suceder será fundamental el respeto, ya que esta es una característica innata de los niños altamente sensibles.

4. Potencia sus habilidades

Los niños altamente sensibles poseen muchas capacidades y habilidades que son diferentes a la de otros niños. Es por eso, que deben enseñarlos a confiar en su talento y a potenciar los mismos.

Por lo general, sus habilidades suelen orientarse hacia la pintura, la música, la lectura o a cualquier actividad que sea creativa o que se relacione con ella. Además, al niño le gustara saber que sus padres están orgullosos de él y de lo que ha logrado.

5. Ayúdalo a expresar y escuchar sus emociones

Para poder ayudar y comprender a un niño altamente sensible es de vital importancia que lo escuchen, por lo que deben hacer que se sienta seguro y a su vez impulsarlo a superar todo lo que se proponga.

Es importante procurar que el niño aprender a externar sus emociones, a compartir lo que siente y que se sienta escuchado al expresarlo.

Publicidad