Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Señales de amistad tóxica

10 signos que indican que tienes una amistad tóxica

La toxicidad en una relación no solo se observa en las parejas románticas: una amistad también puede ser tóxica. Descubre las 10 señales que podrían alertarte de que tienes una amistad tóxica.

Publicidad

1. Tu amistad no se muestra interesada en ti

¿Le hablas y apenas te escucha? ¿Ocurre algo importante en tu vida y él se olvidó completamente? Si esta persona solamente habla de sí misma, y cuando hablas sobre ti parece aburrirse y rápidamente busca cambiar de tema, mejor sigue tu camino…

2. Una amistad tóxica te juzga constantemente

¿Tu amigo te juzga constantemente? ¿Siempre encuentra fallas en tus decisiones, critica tus elecciones de vida, no comprende tus acciones y te lo hace saber? Constantemente comienza sus frases con «Si fuera tu, yo …» ¿Con un lado moralizador? Es porque no respeta tus decisiones, tus opiniones o tus valores.

3. Parece celoso de tus logros

Cuando te sucede algo bueno en tu vida, dudas en decírselo porque temes su reacción. Esta persona no se alegrará por ti, sino todo lo contrario: buscará ver el lado negativo, encontrar críticas fáciles, etc. Un amigo, uno de verdad, se regocija con las buenas noticias y apoya en las malas.

4. Ejerce poder sobre ti para influenciarte a hacer cosas negativas

Un verdadero amigo no debe ejercer ningún poder, como mucho puede ser una buena influencia, pero de ninguna manera una mala. Si te está presionando para que actúes de manera irresponsable o peligrosa. Si no busca tu felicidad sino la suya en las acciones que te empuja a realizar, es mejor cortar contacto con esa persona.

Publicidad

5. Una amistad tóxica no respeta compromisos

¿Tu amigo te decepciona con regularidad? ¿Sientes que siempre tiene mejores cosas que hacer que estar contigo y no te sientes como una persona importante? ¿Olvida sus citas con regularidad? Los buenos amigos son confiables y constantes y nos hacen sentir valiosos.

6. No se comunica contigo

Las amistades en la edad adulta no son las mismas que en la adolescencia en las que podíamos pasar horas charlando por teléfono. En la edad adulta, las obligaciones con la familia y el trabajo dejan poco espacio para la amistad. Sin embargo, un verdadero amigo siempre encontrará el tiempo para pedir noticias tuyas.

7. Una amistad tóxica no busca soluciones por sí misma

Que un amigo te pida tu opinión es algo normal y halagador, pero cuando se vuelve sistemático, puede dar la sensación de que no puede arreglárselas sin ti. Cuando surgen los reproches porque no les ofreces soluciones es que existe una dependencia emocional, que rápidamente puede volverse insalubre.

8. Constantemente necesita que hagas cosas por él

Tu amigo te necesita para cualquier cosa. Tanto es así que te preguntas si podría ser un bueno para nada. Solícita tu ayuda para: cuidar niños, prestarle el coche, darle apoyo emocional, etc.

Si la reciprocidad en los favores está a la orden del día, todo está bien, pero si hay un desequilibrio, es hora de volver a poner límites.

9. No tienes ganas de verlo

No sabes por qué, pero no respondes a sus llamadas y postergas sus salidas. Tienes una sensación de malestar cuando hablas con él y / o cuando lo ves. Y ver a un amigo normalmente debería ser una fuente de placer … Ya hay muchas obligaciones en la vida, no hace falta que sumes más.

10. Te hace sentir culpable

Él siempre tiene la razón, te hace dudar de tus elecciones, te hace preguntas llenas de insinuaciones, y siempre te culpa por todo. Este vínculo le permite reforzar su mala autoestima, pero destruye la tuya en el proceso. ¡Detén esto de inmediato!

Publicidad