Mente Asombrosa
Sentimientos de inutilidad
Inicio » Psicología » Complejos » Sentimientos de inutilidad: de dónde surgen y qué hacer al respecto

Sentimientos de inutilidad: de dónde surgen y qué hacer al respecto

Los sentimientos de inutilidad no son desconocidos por la mayoría. Todos hemos sufrido por ellos en algún momento y aunque no lo admitamos, constantemente caemos en la trampa de aumentar el valor de los demás y disminuir el nuestro.  

Publicidad

Los sentimientos de inutilidad llegan al núcleo del mismo individuo, porque se relacionan con la forma en que uno se trata a sí mismo y con la visión que uno tiene de su valor personal. 

En el caso de estos sentimientos, la persona se ve arrojada a un torbellino de percepciones negativas que se extienden a todo el espectro de su personalidad. Uno puede sentirse feo e insuficiente en relación con la belleza, la inteligencia, el trabajo, el estatus social, etc.

¿Por qué surgen los sentimientos de inutilidad?

La pregunta clave que tenemos que responder es: ¿Cuál es la causa del nacimiento de sentimientos de inutilidad? Estos sentimientos no existen desde que nace el individuo. Sino que se cultivan en el curso de la vida y se implantan en el individuo a través de diversas experiencias. 

Las experiencias traumáticas, como la falta de apoyo emocional y aliento en la infancia, las fuertes reprimendas y críticas constantes de los padres. La indiferencia de uno o ambos padres, son hechos que sientan las bases para posteriores sentimientos de inutilidad. 

Publicidad

Cuando un niño se enfrenta al rechazo del primer grupo social en el que se encuentra y cuyo amor y apoyo necesita en forma absoluta. Es más probable que comience a sentir que es el culpable de la frialdad y el rechazo que experimenta, porque se queda atrás. 

Sin embargo, en el transcurso de la edad adulta, si ese niño vuelve a experimentar el rechazo o la devaluación de una manera particularmente dura, comienza a revivir su infancia traumática y a sufrir más

Eventos y situaciones desagradables como el abandono de la pareja, la pérdida del trabajo o las malas relaciones con los amigos pueden ser la causa de que resurjan sentimientos de inutilidad. La persona en estos casos siempre se critica y culpa a sí misma, nunca a la otra persona. 

Él siempre es el responsable del abandono, porque es feo, inútil, malo para el trabajo o lo que sea. Así, la constante acusación y desvalorización del yo por parte del propio individuo y la idealización del otro, alivia la herida y el trauma emocional. 

¿Qué puede hacer uno para lidiar con estos sentimientos?

Estos sentimientos afectan negativamente toda la vida de la persona. Cada nuevo paso en su vida profesional y personal. Por lo tanto, surge la pregunta: ¿qué debe hacer una persona para fortalecer su autoestima y salir adelante? Una parte de la persona que sufre sentimientos de inutilidad quiere experimentar y sentir constantemente la aceptación y aprobación de los demás

Esto explica por qué estas personas pierden su autoestima cuando una relación, de cualquier tipo, tiene un mal final. La sociedad, lamentablemente, nonos enseña que la autoestima también es una relación personal que construimos con nosotros mismos. Solo aprendemos a identificar nuestro valor con lo bien que los demás piensan de nosotros.

Debemos darnos cuenta de que la opinión que los demás tienen de nosotros no es asunto nuestro. Juzgarte siempre basándote en sí a los demás les agradas te empujará a sentirte inferior. Siempre te lastimará y te hará adoptar pensamientos irracionales

Por lo tanto, el primer paso para tratar estos sentimientos de inutilidad, debe ser el esfuerzo por conocernos a nosotros mismos, pero también por aceptarnos por lo que somos.

Un segundo paso es dejar de idealizar la vida de los demás. Ninguna persona tiene una vida perfecta e ideal. Podemos considerar feliz a alguien, pero seguramente también tiene sus propias batallas, las cuales desconocemos.

Olvídate del pasado 

Si viviste años difíciles durante tu infancia, debes tomar la decisión de no seguir permitiéndote sufrir por cosas que han ocurrido en el pasado. Si no puedes hacer esto solo, entonces sin ninguna vergüenza puedes acudir a un profesional de la salud mental y él te guiará adecuadamente.

Todos merecemos ser amados y la felicidad es definitivamente la única situación que merecemos experimentar. Cualesquiera que sean los obstáculos que uno encuentre en su camino, cualesquiera que sean las conmociones y frustraciones que uno experimente, al final uno logrará encontrar la propia felicidad.

Publicidad

Publicidad