Mente Asombrosa
La importancia del sueño durante la pubertad
Inicio » Familia » Adolescentes » ¿Qué tan importante es dormir bien durante la pubertad?

¿Qué tan importante es dormir bien durante la pubertad?

Cuando los jóvenes llegan a la pubertad, de repente quieren acostarse extremadamente tarde, pero también quieren levantarse tarde. Uno podría pensar que este cambio tan conocido del biorritmo no es más que un problema temporal que se resolverá por sí solo.

Publicidad

Un estudio actual ha examinado los hábitos de sueño de los adolescentes y demostró que tener un patrón de sueño regular es particularmente importante a esta edad. [¹] Estos fueron los resultados del estudio:

La importancia del sueño durante la pubertad

El sueño profundo tiene una influencia decisiva durante el inicio de la pubertad. Por lo tanto, es extremadamente importante que los padres se aseguren de que sus hijos adolescentes duerman lo suficiente todas las noches.

En la pubertad o la adolescencia, las personas pueden reproducirse. A qué edad eso varía mucho de uno a otro. Los factores que pueden influir en el inicio de la pubertad son la composición genética del individuo, sus hábitos alimenticios, su entorno, algunos factores sociales y, como muestra este estudio, sus hábitos de sueño.

La pubertad puede comenzar en las niñas de 8 a 13 años y en los niños de 9 a 14 años.

Publicidad

Un nuevo estudio en el Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism (JCEM), publicado por la Endocrine Society, muestra que ciertos procesos en el cerebro desencadenan los cambios que tienen lugar en chicos y chicas durante la pubertad. 

La metáfora de la tormenta perfecta se aplica a los patrones de sueño de los adolescentes en el sentido de que las trayectorias de desarrollo de los factores biopsicosociales conspiran para limitar la cantidad de sueño para muchos adolescentes, lo que resulta en una serie de consecuencias negativas. – Pediatr Clin North Am.

Investigaciones anteriores habían demostrado que ciertas áreas del cerebro que controlan la pubertad se activan cuando una persona duerme. Sin embargo, este estudio demuestra que no es el sueño como tal, sino el sueño profundo lo que inicia la pubertad.

En 2010, los investigadores publicaron un estudio que encontró que la hormona leptina podría ser la responsable de desencadenar la aparición de la pubertad en las niñas al actuar en la llamada región PMV del hipotálamo en el cerebro.

Las etapas 3 y 4 del sueño no REM se conocen como “sueño profundo” o “SWS” (del inglés “sueño de onda lenta”). Pero desde que la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño dejó de usar el término “etapa 4” en 2008, las etapas 3 y 4 se han considerado como una sola etapa, el sueño profundo.

El sueño profundo es la etapa en la que la persona sueña más

Los sueños que tenemos en esta fase son menos vívidos, no los recordamos más tarde y las acciones que hemos soñado son menos consistentes que en los sueños que tenemos durante la fase REM.

Si las partes del cerebro que activan el sistema reproductivo necesitan del sueño profundo, entonces tiene sentido que un sueño insuficiente o perturbado en niños y adolescentes pueda afectar la maduración normal durante la pubertad.

Esto sobre todo para los niños diagnosticados con trastornos del sueño, pero que podrían tener otras consecuencias a largo plazo. Además, estudios recientes han demostrado que la mayoría de los jóvenes no duermen tanto como necesitan.

Para su estudio, los expertos examinaron la secreción de la hormona luteinizante (LH) en niños de 9 a 15 años y cómo se relaciona con ciertas etapas del sueño. [²]

La LH desempeña un papel crucial en la activación de la ovulación en las mujeres y la producción de testosterona en los hombres y, por lo tanto, es una parte esencial del sistema reproductivo.

Los expertos encontraron que la fase de sueño profundo ocurre después de la mayoría de la producción de LH en una persona que duerme. Esto significa que existe una estrecha conexión entre el sueño profundo y los procesos de la pubertad.

La importancia de mantener un sueño regular para los adolescentes

Por otro lado, un estudio anterior demostró que a veces los cambios en el patrón de sueño de los niños de once a doce años son visibles incluso antes de los cambios físicos asociados con la pubertad.

Es extremadamente importante que los padres se esfuercen por garantizar que sus hijos adolescentes tengan un patrón de sueño regular cuando estén a una edad justo antes de la pubertad.

Bibliografía:
  1. Changes in Thyroid Function Across Adolescence: A Longitudinal Study. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, Volume 105, Issue 4, April 2020, dgz331, https://doi.org/10.1210/clinem/dgz331
  2. Shaw, N. D., Butler, J. P., McKinney, S. M., Nelson, S. A., Ellenbogen, J. M., & Hall, J. E. (2012). Insights into puberty: the relationship between sleep stages and pulsatile LH secretion. The Journal of clinical endocrinology and metabolism, 97(11), E2055–E2062. https://doi.org/10.1210/jc.2012-2692 [Enlace]
  3. Sadeh, A., Dahl, R. E., Shahar, G., & Rosenblat-Stein, S. (2009). Sleep and the transition to adolescence: a longitudinal study. Sleep32(12), 1602–1609. https://doi.org/10.1093/sleep/32.12.1602
  4. Carskadon M. A. (2011). Sleep in adolescents: the perfect storm. Pediatric clinics of North America, 58(3), 637–647. https://doi.org/10.1016/j.pcl.2011.03.003 [Enlace]
  5. Hagenauer, M. H., & Lee, T. M. (2013). Adolescent sleep patterns in humans and laboratory animals. Hormones and behavior, 64(2), 270–279. https://doi.org/10.1016/j.yhbeh.2013.01.013 [Enlace]

Publicidad

Martin Garello

Martin Garello

Martín Garello es el fundador de Vida Lúcida. Es escritor y Editor del portal Mente Asombrosa. Un apasionado por la Psicología y la salud mental, con la clara idea de informar sobre temas relacionados al crecimiento y el desarrollo personal.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse