Mente Asombrosa
Hemisferios del cerebro
Inicio » Cerebro » El falso mito del hemisferio lógico y creativo del cerebro

El falso mito del hemisferio lógico y creativo del cerebro

Una de las creencias falsas más difundidas sobre el funcionamiento de nuestro cerebro concierne a los dos hemisferios que lo componen: la idea de un hemisferio izquierdo con mayores habilidades lógicas y un hemisferio derecho con dones puramente creativos a menudo se considera un axioma de la neurociencia.

Pero la realidad de los hechos es diferente, y tal teoría puede considerarse un mérito para un mérito completo, así como la historia para la cual usamos solo un pequeño porcentaje de nuestro cerebro.

Los orígenes del mito (falso)

La teoría, inexacta desde un punto de vista científico, nació en los años sesenta como resultado de estudios pioneros sobre el cerebro y sus características funcionales.

No disponible en el momento de la instrumentación de hoy, que es capaz de examinar lo que sucede en nuestra cabeza con la ayuda de técnicas modernas de neuroimagen, muchas de las observaciones se observaron, teorizaron y confirmaron o rechazaron solo cuando esto fue realmente posible.

Por ejemplo, Broca logró determinar el sitio anatómico de la afasia que solo lleva su nombre gracias a la autopsia de su famoso paciente.

En particular, la leyenda de hemisferios funcionales anatómicamente idénticos y diferentes surgió del estudio de un número limitado de sujetos que se habían separado de la conexión entre las dos partes del cerebro para limitar los efectos de sus ataques epilépticos.

En estos sujetos observamos la capacidad de los dos hemisferios cerebrales para procesar estímulos e información, uno sin el apoyo del otro y con características ligeramente diferentes.

Dos hemisferios, una sola mente

Es sabido que el hemisferio izquierdo es dominante con respecto a la derecha para las habilidades de lenguaje en la mayoría de los individuos; mientras que el derecho está más involucrado en los procesos emocionales y en el reconocimiento de los estados mentales de los demás.

Pero aunque existen diferencias entre los dos hemisferios, el papel del cuerpo calloso no puede ser ignorado: un sistema de fibras nerviosas que pertenecen en su mayor parte a la materia blanca telencefálica , que tiene la función de conectar las áreas mayormente homólogas ubicadas en las dos áreas cerebro.

Las fibras nerviosas que unen los dos hemisferios hacen posible integrar la actividad de las dos mitades del cerebro, trabajando en sinergia entre sí y con otras estructuras subcorticales: considerar su actividad separada y atribuir sus diferentes roles proporcionaría una representación falsa del cerebro y nuestra capacidad mental.

Neuroplasticidad y funciones cerebrales

Otra razón por la que no podemos atribuir una capacidad específica a uno de los dos hemisferios es la neuroplasticidad: en algunos casos, el cerebro logra reorganizar su organización neuronal y recuperar las funciones comprometidas por posibles traumas.

Por ejemplo, en pacientes con daños en las áreas del lenguaje, se ha observado una reorganización funcional mediante el uso de áreas cerebrales adyacentes y áreas homólogas del otro hemisferio en lugar de las dañadas.

Entonces, en el caso de daño a la base neural de una función psíquica hipotética ubicada en un solo hemisferio, no podríamos excluir que esta función se reorganiza en el hemisferio opuesto.

Conexión y cooperación

Parafraseando al Simposio de Platón,  atribuir ciertas características a la mitad de la manzana, sería reductora.

Los dos hemisferios cerebrales son como dos almas gemelas, que juntas encuentran la unidad y dan origen a nuestra identidad personal.

Trabajan en sinergia entre sí y con las otras estructuras presentes en la caja craneal, recogen los estímulos de todo el cuerpo provenientes del sistema nervioso periférico y, junto con el cerebelo y las otras estructuras subcorticales, regulan todas nuestras funciones.

Otro aspecto a considerar es el conceptual: en casos de hemisferios desconectados, luego de haber realizado operaciones guiadas por el lado derecho, se verificó cómo el lado izquierdo fue capaz de reconstruir una versión creativa, confabulada, de lo que había observado y cuya motivación no entendió. ¿Cómo podría el hemisferio izquierdo inventar una versión de él sin la ayuda del hemisferio derecho creativo?

Por lo tanto, pensar en usar solo un hemisferio sería como pensar en ir al gimnasio y entrenar solo un músculo.

Por lo tanto, hay áreas cerebrales más especializadas en algunas tareas, pero la complejidad de nuestras acciones está dada por la interacción entre todas las estructuras .

El falso mito del hemisferio lógico y creativo del cerebro
4 (80%) 2 voto[s]
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Avatar

Dayerlin Sosa López

Dayerlin Sosa López es Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse