Mente Asombrosa
Publicidad subliminal
Inicio » Psicología social » ¿Es real la publicidad subliminal?

¿Es real la publicidad subliminal?

Probablemente, alguna vez escuchaste a alguien decir que las películas podían contener comerciales recortados que se mostraban tan rápido que solo se percibían de manera subconsciente: de pronto te dan ganas de una Coca-Cola sin saber por qué. ¿Son reales tales tipos de publicidad subliminal? ¿Y hay pruebas de que funcionarían?

Publicidad

Publicidad que nos afecta a nivel subconsciente

La idea de la publicidad subconsciente, también llamada subliminal, fascina y asusta a la vez. Resulta fascinante porque significaría que es posible controlar a las personas, y asusta que nosotros mismos podamos estar expuestos a tales influencias. Por supuesto, la industria de la publicidad estaría muy interesada en tales métodos. 

Desafortunadamente, parece haber una gran cantidad de malas investigaciones en esta área. Por ejemplo, todo indica que los primeros estudios mencionados que dieron a conocer el concepto nunca se llevaron a cabo. Fueron solo un invento de alguien en la industria de la publicidad.

El fenómeno de la percepción subliminal como tal, que habla de que recibimos y somos afectados por las impresiones sensoriales sin ser conscientes de ello, es real. Pero usarlo para publicidad de esta manera sería prácticamente difícil, ya que el umbral humano entre el consciente y el subconsciente es muy variable.

Qué tienen que decir las investigaciones sobre la publicidad subliminal

En los experimentos, los sujetos a veces se dan cuenta de una imagen que aparece en un parpadeo, a veces no. Para reducir el riesgo de que se detecte un mensaje subliminal, ciertamente sería posible debilitar aún más los estímulos, pero la pregunta entonces es si tiene algún efecto. Los estudios indican que los efectos son muy pequeños.

Publicidad

Sin embargo, curiosamente hay muchas investigaciones que sugieren que se pueden presentar estímulos fuertes sin que nos demos cuenta. Esto se debe a que cuando nuestra atención se centra en una cosa, fácilmente pasamos por alto la otra. La industria de la publicidad utiliza esto para la colocación de productos en películas. 

Nuestra conciencia se centra en los personajes principales de la película, pero aun así reconocemos varios productos que están en segundo plano. Se ha demostrado que esto nos afecta a pesar de que no tenemos ningún recuerdo de haberlos visto en la película.

Publicidad