Mente Asombrosa
El conflicto de los padres sobreprotectores
Inicio » Familia » Cómo los padres sobreprotectores pueden limitar al niño

Cómo los padres sobreprotectores pueden limitar al niño

Tener un hijo es uno de los mejores regalos que un padre puede recibir, pero no todos saben cómo expresar el amor de manera asertiva. Hay madres y padres sobreprotectores que son propensos a “proteger” demasiado para terminar restringiendo la libertad y el potencial de sus hijos. En este caso, pueden considerarse “padres manipuladores” porque su comportamiento, incluso si no quieren causar daño, termina socavando la autoestima de sus hijos y limitando su potencial.

Los padres sobreprotectores son aquellos que supervisan a sus hijos hasta los detalles más pequeños, como la ropa que usan, los lugares que visitan o los amigos que eligen. Además, quieren tener todo bajo control, especialmente cuando el niño crece y comienza a tomar sus propias decisiones. En algunos casos, este tipo de padres se vuelven muy egoístas y se convierten en una verdadera prueba para el niño, que se debate entre el amor por su progenitor y el sentimiento de asfixia que causa su comportamiento.

Cuál es el motivo de ser sobreprotectores

Una de las razones por las que estos padres se comportan de esta manera está relacionado con la infancia que han vivido. Al profundizar su historia personal, a menudo se descubre que su infancia estaba demasiado controlada por sus padres y que a veces también fueron humillados o manipulados.

Dado que muchos de nosotros tendemos a repetir el estilo de enseñanza al que han sido sometidos, la historia se repite, pero esta vez la víctima se convierte en el verdugo. Es un ciclo en el que la madre o padre pone en práctica el modo de educar y amar que se le inculcó cuando era niño.

De hecho, es curioso que muchas de estas personas afirmen que sus hijos nunca deben experimentar las mismas experiencias que han experimentado, sino que, sin darse cuenta, terminan adoptando un repertorio de comportamientos que siempre han odiado.

En otras ocasiones, el comportamiento manipulador de estos padres sobreprotectores se debe simplemente a la personalidad y los rasgos de la personalidad, es decir, son personas con un carácter tan fuerte y dominante que necesitan mantener todo bajo control. En estos casos, casi siempre existe cierta inseguridad en la base, ya que el control que ejercen sobre sus hijos es una forma de asertividad que los hace sentir más seguros.

¿Cómo lidiar con padres sobreprotectores?

El hecho de que los padres tenga tal comportamiento no significa que no ame a sus hijos. Sin embargo, los niños deben aprender a manejar este problema si desean tener una vida independiente. ¿Cómo hacerlo?

Rompiendo el ciclo de manipulación

Cuando eres consciente de que tus padres muestran comportamientos de control y son manipuladores, tienes que intervenir para detenerlo. Siempre recuerda que la postergación es peor, es mejor enfrentar el problema lo antes posible. Hazle saber que tienes la edad suficiente para tomar tus propias decisiones, que siempre pueden expresar opiniones pero no decidir por ti.

Establecer límites

Establece una cierta distancia entre ellos y tú, que puede ser económica, emocional o de comunicación. La idea es que delimites un territorio al que solo tú tendrás acceso. De esta manera, estarás bloqueando el control y la manipulación excesivos, y demostrarás que necesitas independencia y privacidad.

Aprende a reconocer la manipulación

Reconocer una humillación o un exceso de control es fácil, pero cuando se trata de reconocer la manipulación, las cosas se complican ya que a menudo se enmascaran o estamos dentro de ello y no podemos ver claramente las señales.

El caso más típico es cuando una madre finge estar enferma cada vez que su hijo quiere salir por la noche o cuando dice que vivirá solo. Obviamente, para poner fin a estos comportamientos debemos aprender a identificarlos.

Ser asertivo y fomentar la comunicación

Trata de abrir un espacio donde la comunicación sea asertiva y exponles tus opiniones y deseos abiertamente. Después de todo, tus padres te quieren, el problema es que no pueden y no saben manejar la preocupación que sienten y lo transforman en sobreprotección. Entonces, explícale cómo te sientes y cuánto limitan tu comportamiento. Siempre debes buscar la mejor solución para ti como para tus padres, para que la solución sea definitiva.

Avatar

Alejandra Pino Jaramillo

Alejandra Pino Jaramillo es una especialista en: Trastornos de Ansiedad, Psicoterapia Cognitivo Conductual, Psicoterapia Individual, Trastornos del Comportamiento Alimentario y Depresión. Con amplia experiencia en redacción de artículos para sitios web y ensayos profesionales.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse