Mente Asombrosa
Frases de Alfonsina Storni
Inicio » Frases » Frases y pensamientos de la poeta Alfonsina Storni

Frases y pensamientos de la poeta Alfonsina Storni

Durante su vida fue honrada como la poeta argentina más destacada y una de las tres más destacadas de Sudamérica. Se le atribuye haber escrito una obra no solo de gran valor y originalidad, sino que sentó las bases del discurso feminista en la literatura latinoamericana.

Publicidad

La caída al mar, en Mar del Plata, iba a ser un suicidio sereno que la convirtió en una figura casi mítica. La poetisa causa dolor, molestia y satisfacción al mismo tiempo, mientras que su poesía afilada se describe como «poesía de belleza fatal que conduce inevitablemente a la muerte».

Quién fue Alfonsina Storni

Alfonsina Storni es una poeta y escritora argentina de principios del siglo XX, representante del modernismo iniciado por Rubén Darío. Las frases de Alfonsina Storni están llenas de prosa feminista de principio a fin; de hecho, parte de las reseñas dividen su obra en una fase romántica de montaje erótico con toques de resentimiento hacia el imaginario masculino y otra etapa más sugerente donde la pregunta es desde un punto de vista más abstracto.

La mayoría estaría de acuerdo en que Alfonsina era una feminista literal, siempre buscando la igualdad entre hombres y mujeres y poniéndola en práctica en su vida diaria.

Frases de Alfonsina Storni

Conozcamos un poco el pensamiento de la mítica poeta argentina con estas frases y pensamientos.

Publicidad

1. “No tienes tú la culpa si en tus manos mi amor se deshojó como una rosa: Vendrá la primavera y habrá flores… el tronco seco dará nuevas hojas.”

2. “Los hombres de mi raza no han llorado. Eran de acero.”

3. “Sé la frase que encanta y que comprende, y sé callar cuando la luna asciende enorme y roja sobre los barrancos.”

4. “Un día habré dormido con un sueño tan largo que ni tus besos puedan avivar el letargo. Un día estaré sola, como está la montaña entre el largo desierto y la mar que la baña.”

5. “Que un no ser, que es un más ser, doblado, prendido, estás aquí y estás ausente por praderas de magias y de olvido.”

6. “¿De qué desierto antiguo eres memoria que tienes sed y en agua te consumes y alzas el cuerpo muerto hacia el espacio como si tu agua fuera la del cielo?”

7. “Tengo deseos de que mi todo, a un tiempo, sea cristal y lodo, paloma y cuervo, llama y alud.”

8. “Las primaveras al marcharse dejan las lloviznas de otoño preparadas… Pequeña, ve despacio, mucho juicio, no te quemen tus llamas.”

9. “Las palabras se secan como ríos y los besos se secan como rosas, pero por cada muerte siete vidas buscan los labios demandando aurora.”

10. “Una mano invisible acaricia calladamente la pulpa triste de los mundos rodantes. Alguien, a quien no comprendo, me macera el corazón de dulzura.”

11. “La primavera dulce que me enseñara a amarte, la primavera misma que me ayudó a lograrte”.

12. “Selvas tengo en el corazón; árboles gruesos, prietos de ramas; yuyos, retamas, flores de malvón, pájaros en las ramas, todo eso tengo en mi corazón”.

13. “Bravo león, mi corazón tiene apetitos, no razón”.

14. “Un día habré dormido con un sueño tan largo que ni tus besos puedan avivar el letargo”.

15. “¿Qué mundos tengo dentro del alma que hace tiempo vengo pidiendo medios para volar?”

16. “Un día estaré sola, como está la montaña entre el largo desierto y la mar que la baña”.

17. “Gimen porque nace el sol. Gimen porque muere el sol… Todo está allí, apretado en la cuenca, donde, pájaro quieto, aguarda”.

18. “Hallar que cada cosa es vieja, pero es nueva, que dentro de lo eterno lo viejo se renueva”.

19. “Tienes un deseo: morir. Y una esperanza: no morir”.

20. “Mis ojos, faros de angustia, trazan señales misteriosas en los mares desiertos. Y eterna, la llama de mi corazón sube en espirales a iluminar el horizonte”.

Publicidad