Mente Asombrosa - Literatura, reflexiones y cultura
Series con trasfondo psicológico
Inicio » Reflexiones de vida » 7 series imperdibles con trasfondo psicológico

7 series imperdibles con trasfondo psicológico

Si hay un concepto que resuena en todos los productores de cine del mundo, es la «psicología del personaje«. Crear personajes profundos y tridimensionales, que sientan y sufran de verdad, es la tarea más difícil a la que se enfrenta un guionista.

Publicidad

Las mejores series psicológicas que los psicólogos no deben perderse

Antes, cuando las series pasaban de moda y reinaba el cine, era fácil tapar la falta de conocimiento en la creación de personajes, con Creepy Plots que relegaban a los personajes a la búsqueda de la acción y el desarrollo ágil de la trama.

Y en este sentido, a pesar del ritmo que exigen los largometrajes, lo cierto es que hay muchas propuestas excelentes sobre el tratamiento psicológico de los personajes. Y, además, los conocimientos que te puede aportar un buen documental sobre psicología no son desdeñables.

Con el auge de las series, los escritores se esfuerzan cada vez más para producir personajes complejos que puedan permanecer en la pantalla durante más de una temporada. Esto convierte a la industria de las series de televisión en un auge fértil para el surgimiento de “series psicológicas”, o, en otras palabras, series de gran interés para quienes se dedican al análisis del comportamiento humano y los procesos mentales.

1. Los Soprano

Los soprano

Considerada la mejor serie de la historia, personalmente creo que también debería figurar como «la serie psicológica número 1 jamás publicada«. Tom Wolfen ha afirmado que dentro de cien años, los Soprano se estudiarán en universidades como los estudios de Hamlet.

Publicidad

Las sesiones de terapia entre Tony Soprano y el Dr. Melfi abarcaron siete temporadas. Más de 4.300 minutos que sirvieron para desarrollar la psicología de decenas de personajes que, más allá de personajes, eran personas.

2. En terapia

En terapia

Dile a un guionista que escriba capítulos de veinte minutos de dos personajes hablando uno frente al otro sin que el espectador pierda interés, y verás sudar al guionista. Pero si le dices que estas conversaciones serán sesiones de terapia psicológica, lo verás sudando y agarrado a la silla al borde del colapso.

En la serie de televisión Terapia, no es solamente una categoría principal de diálogo, es una maestría en psicología. Una serie capaz de sumergirse en la psicología de los personajes con la palabra como única fuente.

3. Lie to Me (miénteme)

Miénteme

Basado en los estudios del famoso psicólogo Paul Ekman, Quédate conmigo si puedes es una lección sobre el lenguaje no verbal y cómo se puede utilizar para detectar mentiras.

Aunque la psicología de sus personajes no es tan profunda como la de las otras series de psicología mencionadas, los autores de esta serie logran mantenernos en vilo hasta el final de cada capítulo gracias a su espíritu y al famoso Ekman que descubre las mentiras. Este libro, a su vez, se convirtió en un éxito de ventas gracias al abrumador éxito de la serie.

4. A dos metros bajo tierra

Hay secuencias de finales que te dejan atónito. Otros no alcanzan su objetivo y decepcionan a su audiencia. Sin embargo, los porteros, como los dos mostradores del metro, son difíciles de encontrar, si no logras comprender la psicología de los personajes y, más que empatizar, simpatizar con los espectadores.

Y es que Alan Ball consiguió juntar, dentro de la familia Fisher, a cuatro psicologías muy diferentes que se amaban, se odiaban y se hacían querer.

5. Dexter

Dexter

Dexter no podía faltar. Un miembro del Escuadrón Forense del Departamento de Policía de Miami, quien en su tiempo libre se dedica a canalizar sus movimientos asesinos que acaban con los criminales.

Esta es la historia de la vida privada que habita en cada uno de nosotros, así como los diferentes principios morales que rigen estos ámbitos de la vida a los que nadie más tiene acceso. Es decir: el juego entre la persona pública y la persona privada que hemos cometido con nuestros mejores amigos… y enemigos.

Posiblemente, la mayor virtud de esta serie sea conseguir que el espectador se vea obligado a tomar una postura moral ante todo lo presentado, sin abandonar la serie por puro agotamiento.

6. Hannibal

Posiblemente, la que más merece estar en el pedestal de la serie psicológica. No tanto por su trama como por sus personajes, que ya están relacionados con la psicología (los protagonistas son Tha Graham y Hannibal Lecter, es decir, un perfilador criminal y un psiquiatra caníbal), ni por su calidad (que es muy alta) sino por el desfile de simbolismo con el que la serie logra conectar con el espectador.

Dar sentido a las secuencias en las que aparecen estos símbolos es un arte, y en estas pequeñas apariciones descansa gran parte del peso narrativo de lo que se está explicando.

7. Los renacidos

Les Revenants

Exitosa serie francesa que mezcla el género dramático con una trama sobre misterio y fuerzas naturales, de las series de Twin Peaks y Lost. La historia comienza cuando las personas de un pequeño pueblo de los Alpes franceses comienzan a aparecer vivas durante años, con el aspecto y la ropa que llevaban justo antes de morir y sin ningún recuerdo de su ausencia.

Les Revenants puede considerarse una serie psicológica por la importancia que le da a cómo familias y vecinos intentan adaptarse a esta nueva situación, a pesar de que no saben lo que les pasa y de las dificultades que les genera tener que gestionar sus sentimientos de apego y su miedo irracional a estas “apariencias”.

Publicidad